Requisitos para trabajar en un banco, explicados paso a paso

Ser joven en una sociedad como la de hoy en día no es nada fácil, entrar al campo laboral y empezar a ejercer un rol en la sociedad es algo delicado, con tanta crisis económica es complicado dar empleo actualmente.

Por eso, el norte de muchos jóvenes en el presente es hallar un empleo estable, donde se proyecten a futuro y que les aporte un salario que los ayude a subsistir, poder pagar sus servicios básicos, alimentos, etc.

Si hay organizaciones que encajan con este perfil son los bancos.

Trabajar en un banco

Este tipo de instituciones brindan a sus empleados total seguridad en sus pagos, además de constancia y con un buen trabajo, ascensos significativos y prestigio, al igual de ciertas ventajas al mismo servicio de banca.

Se trata de un empleo excelente para todos que no necesariamente tiene que ver con la economía, ya que los mismos bancos dependen de muchos departamentos para ejercer su servicio de forma apropiada.

De hecho, hoy en día trabajar en un banco representa una gran oportunidad, por eso los requisitos para trabajar en un banco son diferentes a lo de una empresa normal.

Los bancos como organizaciones financieras son bastante exigentes en la selección de personal, buscan personas comprometidas, pacientes y por supuesto capacitadas para manejar el tráfico de dinero.

La verdad son varios los requisitos para trabajar en un banco, por eso hoy nos concentraremos en las claves para poder ingresar a este tipo de instituciones.

Requisitos clave para trabajar en un banco

 Los Estudios

Lo más importante e indispensable para aplicar a un trabajo en el banco es tener la capacitación adecuada, los estudios y el conocimiento para ejercer apropiadamente el cargo.

Podrás pensar que una carrera que tenga que ver con economía es lo que necesitas, pero esto no es totalmente cierto.

Una organización ciertamente interdisciplinaria, donde se manejan aspectos legales, al igual que se utilizan plataformas informáticas, también se manejan departamentos de relaciones públicas, etc.

Existen una gran variedad de áreas donde aplicar, por lo que estudios en administración, derecho, publicidad y mercado e informática cuenta como requisitos para trabajar en un banco.

Experiencia

La experiencia es clave para cualquiera que quiera apuntar a un trabajo en un banco. Resulta que muy bien puedes leerte todos los libros, hacer todos los cursos y sacar las mejores notas, pero hay cosas que sólo da la práctica.

Claro está que cuando eres joven esto de la experiencia puede resultar un problema, Por eso haber por lo menos tenido algunos trabajos pequeños antes podría ayudar al perfil.

Actitud y Aptitud

Los requisitos para trabajar en un banco no tan solo se basan en conocimientos o experiencia también hay una parte muy importante que es la actitud.

Dos palabras muy parecidas pero bastante diferentes una de la otra.

La primera, actitud, hace mención sobre todo a la forma de actuar y comportarse.

La mayoría de las empresas bancarias buscan gente con una actitud proactiva, que tengan confianza en si mismos para poder realizar sus trabajos y que sean capaces de manejar el trabajo en equipo.

Nadie quiere a un holgazán ni a un pendenciero que siempre esté a la defensiva, por eso las organizaciones se concentran en contratar un personal con un buen manejo emocional y suficiente madurez.

Ahora en cuanto a la aptitud, nos referimos a lo que alguien es apto de hacer, y esta aptitud laboral es más enfocada en la capacidad para desenvolverse en el área laboral a la que se aplica.

Por eso es importante que uno mismo conozca sus debilidades y fortalezas, para estar claro en lo que es apto y en lo que no, y así aplicar para un área del banco donde se sepa puede irle mejor.

Si bien, la aptitud se puede trabajar y la misma experiencia puede ayudar a desarrollar una aptitud en un área que no se tenía.

La edad máxima

La gran mayoría (por no decir todas) de las instituciones bancarias buscan personal joven con potencial, para ir formándose junto con la organización.

Suelen prestar más atento a los más jóvenes, o por lo menos a los adultos menores de 30 años. Después de esa edad es muy difícil (por no decir imposible) ser contratado.

Esto parece caer en contradicción con la experiencia, ya que por supuesto, aplicantes muy jóvenes pueden que tengan poco o nada de experiencia.

Por eso, el rango ideal para un aplicante se encuentra entre los 23 a 27 años de edad.

Es en ése rango donde las organizaciones se sienten con mayor comodidad al contratar, por supuesto tomando en cuenta el curriculum vitae del aplicante.

Estos son las claves de los requisitos para trabajar en un banco, pero es muy importante también tener la capacidad de probar y asistir a la entrevista con optimismo, de manera que no se desperdicie ninguna oportunidad.

Ventajas de trabajar en un banco

Una vez has cumplido todos los requisitos para trabajar en un banco también hay que decir que podrás disfrutar de una serie de ventajas interesantes.

Ejercer algún cargo dentro de un banco supone algunas ventajas en distintos aspectos, tanto en lo personal como en lo profesional, trabajar en un banco puede ser una experiencia enriquecedora.

Antes que todo está el salario, la mayoría de las instituciones financieras como los bancos ofrecen buenos salarios en cualquiera de sus puestos, al igual que brindan una oferta de trabajo estable que mejora conforme a los años.

De igual forma, brindan buenos bonos, además de facilidades para la obtención de créditos junto con una disminución las tasas en las tarjetas de créditos.

En lo profesional hay una ventaja muy grande, ya que la mayoría de los bancos aportan cursos o programas de instrucción profesional para la preparación de sus empleados a cargos nuevos, además de actualizarlos en los nuevos métodos conforme al avance tecnológico entre otras cosas.

Estos programas serán válidos en un CV ya sea en cualquier empresa del mundo, pero por lo general tienen como fin promover el potencial interno del banco mejorando a sus trabajadores.

Por último, muchos bancos en la actualidad cuidan mucho de sus empleados en cuanto a la salud física, por lo que es recurrente la realización de revisiones de salud y la promoción de eventos de cuidado.

Sus desventajas

No todo es color de rosa como dicen y en este caso, no hay excepción para el trabajo en un banco.

La principal desventaja de trabajar en un banco es por lo usual la exigencia del mismo empleo. Se requiere de un trabajo delicado ya que un error puede causar muchos problemas con los clientes, al igual que tener que cumplir horas puntuales e incluso a veces tener jornadas más largas.

Además, la mayoría de los cargos exigen pasar muchas horas sentado frente a un ordenador, lo que puede ser incómodo, estresante y poco beneficioso para la salud.

De igual manera, el trato con los clientes, quienes no suelen entender bien el funcionamiento del banco, puede causar mucho estrés y frustración además de hacer al empleado blanco de acusaciones e insultos innecesarios.

Pero a pesar de todo esto, trabajar en un banco es toda una travesía que vale la pena y puede significar incluso una vida asegurada para muchos.

Deja un comentario