Requisitos para alquilar un piso, derechos y obligaciones

Ir a vivir a un piso es una decisión importante que no se debe tomar a la ligera por esa razón es de vital importancia conocer perfectamente los requisitos para alquilar un piso.

Conocer perfectamente este tema te permitirá no encontrarte en el futuro con ningún susto y sobre todo que no te engañen ni te timen por no conocer tus derechos y obligaciones.

requisitos para alquilar un piso

 

Derechos y obligaciones para alquilar un piso

El contrato de arrendamiento conlleva una serie de derechos y obligaciones que deben cumplir tanto el propietario como el inquilino.

  • Del inquilino o inquilina
  • Del propietario o propietaria

Derechos del inquilino o inquilina

Dentro de los requisitos para alquilar un piso tu también posees una serie de derechos que debes tener muy claros por si en un futuro debes reclamarlos.

Derecho al uso pacífico de la vivienda. El propietario o propietaria no puede perturbar este uso.

Derecho a las reparaciones, necesarias o de conservación, de las que debe hacerse cargo el propietario. El arrendatario o arrendataria puede hacerlas si son de carácter urgente, previo aviso, y luego el propietario o propietaria puede restar el importe del alquiler.

En cuanto a la habitabilidad, el propietario o propietaria debe garantizar las condiciones necesarias para que la vivienda sea habitable a lo largo del contrato.

A resolver el contrato.

A recuperar la fianza a la finalización del contrato.

Obligaciones del inquilino o inquilina

Y por supuesto dentro de los requisitos para alquilar un piso también hay cumplir con una serie de obligaciones que no tienes que pasar por alto.

Pagar la renta mensual, hasta el plazo marcado en el contrato.

Tener cuidado de la vivienda y no realizar actividades molestas, insalubres o ilegales.

Reparar los daños que, bien por su culpa, bien por negligencia, se hayan producido.

alquilar un piso

Derechos del propietario o propietaria

Que le sea pagada la renta fijada, que se destine la vivienda al uso pactado y que se cuide.

Que el arrendatario o arrendataria repare los daños que por su causa se hayan producido.

Aumentar la renta de acuerdo con lo que se haya especificado en el contrato.

Obligaciones del propietario o propietaria

Garantizar al arrendatario o arrendataria el uso pacífico de la vivienda.

Hacer las reparaciones necesarias de carácter urgente y, si no lo hace, pagarle el coste al arrendatario o arrendataria.

Garantizar las condiciones necesarias para que la vivienda sea habitable a lo largo de la duración del contrato.

Entregar el certificado de eficiencia energética y la etiqueta energética

La duración y la renta del alquiler

¿Qué es la renta?

La renta es la cantidad que el inquilino debe pagar al arrendador y que debe ser pactada por ambas partes.
La renta inicial se pacta libremente en el contrato.

Transcurridos los tres primeros años de contrato, la actualización se regirá por lo acuerde entre el inquilino y el propietario. Si no hay acuerdo, se hará de conformidad con la variación experimentada por el índice de precios al consumo (IPC) de los últimos 12 meses.

¿Cuál es la duración del alquiler?

Uno de los requisitos para alquilar un piso que tienes que tener muy en cuenta es la duración del alquiler.

La duración de un alquiler es la pactada y si no se pacta ninguna será de un año.

Los contratos con una duración pactada inferior a tres años se prorrogarán, por plazos anuales hasta llegar a los tres años, a menos que el propietario comunique al inquilino, con un mes de antelación a la finalización del contrato o de la prórroga, la voluntad de no renovarlo.

En caso de que llegue la fecha final del alquiler, a los tres años como mínimo, y que ninguna de las dos partes comunique la voluntad de finalizarlo, el contrato queda automáticamente prorrogado por un año más.

No procede la prórroga obligatoria del contrato si, una vez transcurrido el primer año de duración, el propietario comunica al inquilino que necesita la vivienda como vivienda habitual o para sus familiares de primer grado.

La comunicación al inquilino debe hacerse con dos meses de antelación.

El inquilino puede dejar el alquiler una vez que hayan transcurrido al menos seis meses, sin tener que esperar a que finalice la anualidad.

Será necesario que lo comunique al arrendador como mínimo 30 días antes y no tendrá que pagar indemnización, salvo que así se especifique en el contrato.

Actualmente, el contrato de alquiler no tiene una duración ilimitada, porque la prórroga forzosa se ha suprimido.

Contrato de arrendamiento

Es muy importante que los requisitos para alquilar un piso tanto derechos como obligaciones queden reflejadas en un documento oficial y ahí es donde entra en escena en contrato de arrendamiento.

¿Qué es?

El contrato de arrendamiento es un pacto, normalmente un documento escrito, por el que la persona propietaria de la vivienda cede su uso a otra persona por un tiempo establecido, a un precio fijo y con unas condiciones que determinarán la relación entre los interesados. En caso de optar por un contrato oral, puede demostrarlo con los recibos del pago de la renta.
Es recomendable hacerlo por escrito ya que así resulta más fácil probar los incumplimientos de alguna de las dos partes del contrato.

Qué debe constar?

  • La identificación de la vivienda.
  • El nombre y los apellidos del propietario / a y del inquilino / a (y sus DNI).
  • La cantidad anual de la renta.
  • La duración y la fecha de inicio.
  • La forma de pago del alquiler.
  • La fianza.
  • La cláusula de actualización de la renta.
  • La repercusión de los gastos.
  • Si es amueblado, es necesario que se firme un documento o inventario de muebles, electrodomésticos, utensilios y complementos.

Deja un comentario